Tívoli


Tívoli

Animula, vagula, blandula
 Hospes comesque corporis
 Quae nunc abibis in loca
 Pallidula, rigida, nudula,
 Nec, ut soles, dabis iocos...
Pequeña alma, blanda y errante,
 huésped y compañera de mi cuerpo,
 que partirás para lugares
 pálidos, rígidos, desnudos,
 y ya no bromearás como acostumbraba

El poema fúnebre de Adriano

Villa Adriana. Tívoli.


“Mínima alma mía, tierna y flotante, huésped y compañera de mi cuerpo, descenderás a esos parajes pálidos, rígidos y desnudos, donde habrás de renunciar a los juegos de antaño. Todavía un instante miremos juntos las riberas familiares, los objetos que sin duda no volveremos a ver… Tratemos de entrar en la muerte con los ojos abiertos…”. Memorias de Adriano. Marguerite Yourcenar.

Villa Adriana