Yoff, Dakar


La belleza de Senegal es indescriptible, porque reside sobretodo en sus gentes y en el lento vivir cotidiano, despreocupada de la racionalidad y el utilitarismo de nuestro mundo occidental. Al mediodía, el sol es tan violento, que mucha gente vive en las sombras por unas horas y al bajar el sol, van apareciendo figuras en los umbrales. Todos salimos poco a poco como animales que salen de sus madrigueras. Arrugando el hocico, oliendo el aire, estirando el cuello. Luego nos sentamos y vemos por un rato, la vida pasar.

Yoff, Dakar
Yoff, Dakar
Anuncios