Noche en una calle de Estambul


Estambul era puro misterio y exotismo. Era la ciudad que representaba Oriente y Occidente. Cuando llegué por primera vez en una accidentada carrera en taxi, me pareció una ciudad con una atmósfera especial, con cierta peligrosidad donde las reglas que había conocido en mi mundo no tenían porque ser respetadas.De noche, en la calles apenas una farola y unas figuras a contraluz, el ladrido de un perro y el murmullo de unos niños jugando a lo lejos. Sentía miradas clandestinas siguiendo mis pasos. Saqué mi cámara apenas un par de veces por la noche, para robar alguna imagen.

_MG_7814

Anuncios

2 thoughts on “Noche en una calle de Estambul

  1. Siento la cálidez de esa noche de Estambul, donde todo esta quietud y paz,en ese callejón, apenas iluminado. El lugareño camina satisfecho en sus calles de siempre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s