Una mano de Rodin / A hand of Rodin


Mano de Rodin

Uno de los días en que me perdí por París, caminé y caminé desde el barrio de La Chapelle (donde estaba mi hostal) hasta el distrito VII, al otro lado del Sena, y tuve el gran privilegio de visitar el Museo Rodin. Este museo está ubicado en el antiguo Hotel Birôn donde residió Auguste Rodin y donde repartió gran parte de sus esculturas en un bonito jardín, un tanto salvaje, que parece un bosque. Las esculturas de bronce parecen tener vida y nos observan entre los árboles. Las que más me llamaron la atención fueron las de unos hombres que iban destinados a formar parte de un conjunto: “Los burgueses de Calais”: seis burgueses que se ofrecieron en sacrificio al inicio de la guerra de los 100 años (1347) para salvar a la ciudad sitiada de Calais de los ingleses, ya que éstos querían dejar a toda la población morir de hambre. He elegido la mano magnífica de uno de ellos , porque representa para mi todo el dramatismo y la intensidad de esa trágica historia. Las manos de todas las esculturas de Rodin tienen alma, algunas de ellas están aisladas y no necesitan de un cuerpo. Ese conjunto de manos está en el interior del museo. El poeta Rainer Maria Rilke también quedó fascinado por las manos de Rodin: «Manos pequeñas e independientes que, sin pertenecer a ningún cuerpo, están vivas. Manos que se alzan, exasperadas y malignas, manos que ladran con los cinco dedos erizados como si fueran las cinco gargantas del perro del infierno. Manos que caminan, duermen, y manos que se despiertan…»

 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s