Viajar en tren leyendo


La mejor ocasión para leer un buen relato es en un viaje solitario en tren. Rodeada de desconocidos y con un paisaje  que no nos es familiar al otro lado de la ventanilla (a la que  echo una ojeada de  vez en cuando), la vida interesante y complicada que surge de las páginas impresas posee matices propios, peculiares y duraderos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s